Pueblos atractivos de Cataluña

Esta comunidad autónoma de España concentra muchísimas localidades en las cuales podemos tener unos días de descanso y de relajación. Desde la ciudad de Barcelona, que es una de las capitales cosmopolita de esta región, hasta los pueblos que brindan una calidez humana y un aire fresco que no podremos conseguir en la ciudad. Es por eso que hablaremos de los distintos pueblos que pueden ser excelentes para ti cuando vas de vacaciones y buscas un rato diferente.

Uno de estos pueblos es Rupit i Pruit, donde al parecer los tiempos modernos nunca llegaron a aparecer. Es uno de los pueblos donde todo parece salido de una película de la edad media, así como si el tiempo se hubiese detenido. Sus carreteras de piedra, sus casas con ese estilo particular del período. Es una parada imperdible en ese viaje a través de lo que es Cataluña.

Pasaremos a uno de los más populares, que es Sitges. Este es un gran lugar al cual visitar ya que solamente se encuentra a 30 minutos de la capital. Es decir, puedes vivir en él y transportarte directo a la ciudad. Esto puede ser porque en Barcelona los costos de los apartamentos son mucho mayores, y para vivir en general.

Este tiene muchísimos atractivos, uno de estos son sus playas. Este posee una de las playas urbanas más valoradas del mundo, además de que cuenta con rincones que te cautivarán. Es decir, si queremos distraernos un rato, o a armar una salida, lo mejor es ir a visitar las playas y dejar que el mar renueve nuestras energías.

También cuenta con distintos museos, como el Maricel y el Can Ferrat. Este primero se encuentra ubicado frente al mar y que contempla una colección de arte muy bonita, teniendo, además de una de las mejores vistas del mar, de una agradable colección de arte que apreciar.

Y lo mejor de todo, es que este pueblo es famoso por su festival de cine. El Festival Sitges reúne distintos estilos de películas que son mostradas, y el jurado de este brinda su calificación y los premia con distintas condecoraciones.

Para los naturistas, está Tavertet. Esta es una villa que se encuentra en la cima de un peñasco. Este es un pueblo en donde la conexión con la naturaleza está a la orden del día. Desde ahí podemos ver cómo se desenvuelve el paisaje montañoso, además de que se pueden ver a lo lejos los pantanos de Sau y el río Ter.

Si nos queremos relajar en saunas y aguas termales romanas, entonces podemos pasar por Caldes De Montbui. En este pueblo ocurre un fenómeno en el que existen corrientes de agua subterráneas que sobrepasan los 70 grados, así que podremos disfrutar de un baño relajante en una de las tantas aguas termales.

Podemos ir viajando en automóvil a cada uno de estos pueblos desde la capital, siempre siguiendo los lineamientos de seguridad, como colocar los cinturones de seguridad, seguir las señales de tránsito, mantener las manos dentro del auto, para así tener un viaje placentero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *